Análisis Indie Int. Twice Circled Tycoon

[Análisis] Megaquarium

El «tycoon» de peces y acuarios llega a consolas

Tim Wicksteed y su estudio

Megaquarium ha sido desarrollado por el estudio inglés Twice Circled. Un estudio con base en Bristol, cuyo equipo esta formado por exactamente una persona.

El hombre detrás de su obra es Tim Wicksteed, un ingeniero mecánico diplomado en la Universidad de Bristol. Después de trabajar algo más de dos años asegurando la eficiencia de la producción industrial de Assystem UK, a comienzos de 2012 decidió embarcarse en el diseño y la creación de videojuegos.

Wicksteed se declara como un apasionado del género «Tycoon«, por lo que no tuvo ninguna duda del tipo de juego que quería desarrollar. Unido a su conocimiento de ingeniería industrial, decidió apostar por un juego de gestión centrado en la industria farmacéutica. El 27 de agosto de 2015, casi tres años después del nacimiento de Twice Circled, Big Pharma, el juego basado en Unity, vería la luz exclusivamente para PC. Un juego que obtendría un 72 sobre 100 de media en Metacritic, y excelentes valoraciones en la plataforma Steam.

Megaquarium

Tras el éxito de su primer juego de gestión de recursos, Wicksteed contaba con todo un framework de desarrollo optimizado para la ejecución concurrente de tareas y especialmente orientado al genero «tycoon«. No se haría esperar el segundo juego del estudio: Megaquarium. En su versión para PC fue lanzado el 13 de septiembre de 2018, tres años después del lanzamiento de Big Pharma.

Megaquarium será el primer juego de Twice Circled en llegar a consolas, y lo hará de la mano de Auroch Digital, el 18 de octubre de 2019. Por el momento, no tenemos constancia de que haya un anuncio oficial por parte del estudio sobre el «port» a consolas de Big Pharma, para este último habrá que esperar.

El análisis se ha realizado gracias a una clave proporcionada por Auroch Digital para la plataforma PlayStation 4.

Modos de juego

El juego respeta los dos modos de juego con los que contaba originalmente en PC: «Sandbox» y «Modo Campaña«. En el modo «Sandbox» dispondremos de total libertad para, a partir de un presupuesto dado, desarrollar nuestro acuario sin tener que seguir una estructura de objetivos fijada.

Sin embargo, si entramos de nuevas a «Megaquarium«, es más que recomendable comenzar con el modo campaña. Compuesto de 10 niveles, que transcurren en diferentes localizaciones en las que nos encomendarán objetivos dispares. Construir un acuario desde cero, rehabilitar uno arruinado, atender a un coleccionista privado que quiere montar su propio parque temático y eso sí, en cada uno de ellos deberemos demostrar nuestras habilidades para gestionar recursos humanos y capitales, especies marinas y visitantes.

Objetivo

Como no podía ser de otra manera, el primer objetivo en Megaquarium será conseguir financiación para nuestro acuario. Para ello, deberemos convencer a nuestros accionistas de que sabemos lo que tenemos entre manos, que no es poco habría de añadir.

Y es que deberemos gestionar casi todos los aspectos de un acuario que se nos puedan ocurrir: especies, temperatura del agua, luz ambiente, tanques de diferentes tipos, tamaños y formas, decoraciones y algas, autobombas, filtros, dispensadores de comida y herramientas, espacios, puertas y tabiques, y muchos otros que no nombraremos para no extendernos demasiado.

Como en cualquier «tycoon», deberemos generar el mayor beneficio consumiendo el menor número de recursos. En Megaquarium esto lo conseguiremos conociendo a fondo a las diferentes especies que vayamos desbloqueando. Lo que nos permitirá encontrar el mayor número de sinergias para combinar de forma eficiente a los diferentes peces, mientras mantenemos a nuestras especies con un nivel de estrés bajo e incrementamos su esperanza de vida. Otro punto a tener en cuenta será la gestión de nuestros visitantes, ya que deberemos mantener un elevado nivel de satisfacción si queremos incrementar el público potencial de nuestro acuario.

Progresión

El sistema de progresión en Megaquarium es sencillo y muy bien equilibrado. El primer axioma a tener en cuenta, es que nuestro balance de juego lo definirán nuestros clientes o visitantes, y lo harán en tiempo real. Se nos medirá continuamente por la experiencia de nuestros visitantes y ésta se verá afectada por muchas variables. Deberemos estar pendientes de la limpieza de las instalaciones, las zonas de descanso, máquinas dispensadoras de comida y agua. Sin olvidar la salud y variedad de las especies marinas que gestionamos, la distribución de los espacios e instalaciones, y muchas otras.

El balance es dinámico, y como mencionábamos anteriormente, es calculado en tiempo real, por lo que irá fluctuando continuamente. Debemos estar muy atentos, y tomar acciones correctivas cuando sea necesario para que el prestigio no se desplome. Especialmente si hacemos uso de la aceleración del tiempo para que la partida sucede más rápida.

Cada vez que alcanzamos el siguiente objetivo de puntos de prestigio, subiremos de rango. Lo que se traducirá en el desbloqueo de ciertos elementos del catálogo de materiales técnicos y de construcción, nuevas especies, elementos de decoración, y otros inventarios. Deberemos aprender a utilizar todos ellos para generar nuevos puntos de prestigio de la forma más eficiente posible.

Pero en Megaquarium, no será suficiente con desbloquear el catálogo. También se nos exigirá contar con los puntos de ecología y ciencia necesarios para poder comprar los elementos o especies correspondientes. Para generar puntos de ecología deberemos aprender a hacer uso de algas marinas y otros elementos decorativos. En cambio, para ganar puntos de ciencia, deberemos aprender a combinar las diferentes especies en los mismos tanques, de forma que éstos sean lo más atractivos posibles para nuestros visitantes.

Música y FX

El juego no destaca en el apartado musical e incluso podemos decir que es su punto flojo. Disfrutaréis mucho más del juego si lo acompañáis de vuestra propia música de fondo, ya que los tracks del juego se pueden llegar a hacer muy repetitivos en un espacio corto de tiempo.

Y en el apartado sonoro, pues eso, nada que podamos reseñar, salvo que se nota poco trabajado y que no esta a la altura del resto del juego.

Interfaz de usuario

Aunque finalmente nos hemos hecho con la interfaz y los diferentes menús del juego, es cierto que la sensación inicial fue de encontrarnos ante un UX/UI diseñado para PC y mecánicas «point&clic». Quizás este aspecto debería haber sido algo más trabajado en este port para consolas. Por ejemplo haciendo uso de los gatillos para abrir los menús, en lugar de obligarte a desplegarlos con la cruceta.

También comentar que la tipografía de los textos, no se veía bien en la televisión. Nuestra cara de limón intentando leer los textos desde el sofá ha sido bastante habitual.

Dificultad

El juego nos presenta cuatro niveles de dificultad: Fácil, normal, difícil, y el modo experto.

Las variables que controlan la dificultad del juego son varias, pero las más relevantes serían el coste de los recursos materiales y humanos, el precio de las especies, la probabilidad de que los visitantes nos otorguen prestigio, la probabilidad de que las especies marinas se devoren unas a otras, su longevidad así como la obsolescencia y la probabilidad de avería en las instalaciones, etc. Nuestra recomendación es ir al modo normal, y vivir una experiencia correctamente balanceada que nos permitirá hacernos los aspectos de gestión más relevantes.

Aquí, me gustaría destacar el algoritmo y la inteligencia artificial que controla el comportamiento de los visitantes, ya que es la piedra angular del juego. Desde que entran, se van desplazando por las diferentes zonas de nuestro acuario. Su estancia la podríamos definir como el conjunto de micro-experiencias positivas y negativas, las cuales nos sumarán o restarán puntos de prestigio respectivamente. La forma en que nos examinan y nos puntúan, define la experiencia de juego, que podemos afirmar como muy satisfactoria.

Trailer

Podéis visualizar el trailer oficial del juego aquí.

Conclusión

A pesar de su inadaptada interfaz «point & click», lo hemos pasado francamente bien jugando a Megaquarium en Playstation 4. Si os gustan los «tycoon», y los retos asociados con la gestión de recursos, os recomendamos este título, que os mantendrá entretenidos un buen número de horas.

Hemos tenido que leer mucho e indagar en los diferentes requerimientos de cada especie y recurso, para poder completar los diferentes rangos e ir avanzando en el modo campaña. Pero nos hemos sentido recompensados en todo momento. Cuando hacemos las cosas bien, Megaquarium nos premia, y eso es mérito del buen diseño sistémico del juego.

Un juego recomendado para los amantes de los «tycoon».

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: