Acción y Aventuras Análisis Blue Manchu Indie Int.

[Análisis] Void Bastards

En el espacio todo puede matarte, incluso tu mismo

Blue Manchu y Jon Chey

De la mano del estudio Blue Manchu, llegó en mayo de este año, el juego Void Bastards, un peculiar roguelike de ambientación espacial y con un acabado magnífico en cell shading.

Quizás el nombre de Blue Manchu no te suene demasiado, pero cuando se dice el nombre de su director, Jon Chey entonces si que nos empieza a sonar. Para el que no lo conozca, Chey fue co-fundador de Irrational´s Games, y ha estado involucrado en juegos como System Shock 2 y la saga Bioshock y tener eso en el currículo son palabras mayores.

Void Bastards es un juego muchísimo mas humilde que sus hermanastros mayores, pero que como ellos, tiene muchos aciertos y lagunas. En un computo global, es una obra que merece la pena jugar.

Pasaremos gran tiempo en el mapa intentando buscar la ruta más optima.

El espacio distópico como escenario

Void Bastard es un shooter en primera persona con toques de gestión de recursos. En nuestras partidas viajaremos por un mapa eligiendo el camino por donde va nuestra nave espacial. Cada movimiento de la nave nos consumirá combustible y alimentos, haciéndonos pensar cual puede ser el movimiento mas adecuado conforme lo que tengamos en nuestros inventarios.

Arriesgarse y explorar un crucero para buscar materiales o dejarlo pasar para poder ir a por combustible, el cual nos permitirá sobrevivir un día más. Una vez elijamos nuestro destino, llegaremos a las naves espaciales que debemos inspeccionar y explorar en busca de recursos. Todo aquello que encontremos nos ayudará en nuestro viaje, pero no será fácil.

En estas naves viven «ciudadanos», una especie de mutantes espaciales que no les hará mucha gracia que nos metamos en su casa a robar lo que es suyo. También tendremos que preocuparnos de la seguridad de la nave y de otros cuantos factores que nos harán la vida mas difícil.

El Cell shading del juego es de alto nivel

Generación de niveles procedimental

Cada partida y nivel que visitemos sera único. Aunque lamentablemente, los escenarios, aunque diferentes, se parecen mucho entre si, y una vez jugadas unas cuantas runs, quizás Void Bastards pueda resultarnos algo repetitivo. Una vez domines el juego, sabrás manejarte por cada nave espacial con total naturalidad. Entrando y saliendo de ella, haciendo solo lo necesario para no perder vida y sabrás donde encontrar los recursos que necesitas.

En Void Bastards no encarnaremos a un personaje en concreto, si no que manejaremos a las víctimas poseídas por una inteligencia artificial, que se va apoderando de los «bastardos» encarcelados en la prisión de la nave. La nave hará uso de la inteligencia artificial como si de una conciencia se tratase, manipulando a los bastardos poseídos para poder abastecerse y llegar donde quiere.

Para eso nos «despertará» de nuestra condena, y con promesas de libertad nos hará colaborar con ella, hasta que completemos nuestra misión o muramos, en es el intento. Cuando muramos, se nos sustituirá por otro personaje, el cual conservará lo aprendido por el anterior.

Nuestros personajes serán de lo más peculiar

Generación aleatoria de personajes

Una de las cosas mas interesantes de este roguelike es que como en muchos juegos de este estilo, nuestro personaje tendrá estadísticas aleatorias y ciertas peculiaridades. Algunas veces serán ventajosas, pero en otras ocasiones, sus peculiaridades quizás nos aboquen al desastre.

Por poner un ejemplo, que tu personaje tenga ataques de tos cuando nos queda poca vida, estamos sin munición y planeando una ruta de escape a toda pastilla, porque el oxigeno está apunto de agotarse. O el mismo ataque de tos cuando nos encontramos escondidos detrás de unas mesas y rodeados de enemigos. Imaginaros el desafortunado desenlace.

Este sistema de «perks» aleatorios hace que según avances no se haga del todo repetitivo, pues en cualquier momento puede cambiar todo.

Podemos usar elementos de la nave a nuestro favor

Mecánicas y gestión del inventario

Durante el juego, como he comentado antes, iremos abordando naves y recolectando recursos, los cuales nos servirán para varias cosas. Usaremos la comida para recuperar vida y sobrevivir mas tiempo en el espacio. Cuando se nos acabe, nuestro personaje morirá de hambre. Usaremos el combustible para que nuestra nave de los saltos entre niveles.

También recogeremos chatarra en particular y algunos objetos clave los cuales nos ayudaran a construir ciertos elementos como armas o aparatos para que nos ayuden en nuestra misión. Todo lo que descubramos se desbloqueara y aunque muramos, nuestro relevo lo tendrá ya en su inventario, haciéndole un poco mas sencilla la vida.

Tendremos múltiples cacharros para construir

Trailer

Podéis ver el trailer aquí.

Conclusión

Void Bastards es un juego bastante disfrutable y rejugable. Debemos destacar su apartado gráfico y estético, con técnicas de cell shading que intentan simular, y lo consiguen, a un cómic. Los gráficos como podéis ver en las imágenes y el trailer que acompañan a este análisis, le dan un toque personal al juego el cual, si te gusta el estilo te enamorará.

Por todo lo que he puesto no puedo de dejar de recomendar Void Bastards como juego pasatiempo en el que perder las horas cuando no te quieres calentar la cabeza y solo quieres una diversión rápida.

El modo historia nos dará unas doce horas de juego, pero es rejugable gracias a sus escenarios aleatorios y sus protagonistas. El juego también consta de varios niveles de dificultad siendo el mas elevado una completa locura.

Si lo probáis no dudéis en compartir vuestras impresiones.

¡Nos vemos en el espacio y nos leemos en El Torito Indie!

Un saludo V´Ma.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: