1 a 5 horas Affable Games Análisis Indie Int. PEGI 12 Puzzles Speaking Simulator

[Análisis] Speaking Simulator

Speaking Simulator

4.4
Jugabilidad 5.1
Historia y Narrativa 4.0
Personajes 3.5
Música y Sonido 5.5
Estética y Visual 4.0

Pros

  • Su originalidad y toques de humor
  • Las alocadas animaciones del androide
  • El sistema de mejora basado en la experiencia y el árbol de habilidades
  • Su historia absurda y cómica puede llegar a enganchar

Cons

  • Mecánicas muy simples y rígidas
  • El bucle de juego puede volverse repetitivo en poco tiempo
  • Sus gráficos para PC están totalmente desfasados. Mejor jugarlo en Switch.

Nadie dijo que ser androide fuese sencillo

Affable Games

El estudio australiano Affable Games nos sorprendió a todos en la PAX Aus 2018 cuando presentó su nuevo y alocado juego: Speaking Simulator, para ser elegido como «Best of PAX Aus 2018«. Hasta la fecha, el estudio fundado en 2016 por Jed y Jordan, había publicado un único título exclusivamente para móviles: Astro Crash, un juego arcade con tono de humor y aspecto estética al estilo Space Invaders.

Somos un androide que quiere acabar con el mundo

Speaking Simulator es un juego argumental, lineal y con unas mecánicas muy simples. Nuestro avatar será un peculiar androide, el cual podremos personalizar en varios aspectos como el pelo, el color de la piel y algún otro. Nuestro objetivo, como no podía ser de otra forma tratándose de un robot, será destruir el mundo. Para ello, deberemos infiltrarnos en las capas más altas de la sociedad y utilizar nuestro poder para acabar con la tierra y los tristes humanos que la pueblan.

El bucle del juego esta basado en misiones, que iremos desbloqueando secuencialmente a medida que avancemos. Las misiones son escenarios en los que viviremos diferentes experiencias: una cita en una cafetería, una entrevista de trabajo, un discurso público en una ceremonia, y otros momentos comunes en la vida de cualquier persona. Saldremos victoriosos si conseguimos comportarnos como lo haría un humano, es decir, si pasamos desapercibidos como el androide charlatán que somos.

El mundo posible principal de Speaking Simulator se estructura en diez misiones o niveles, y una sala o base de operaciones, que hará las veces de mundo posible secundario. En ella, podremos realizar los ajustes del juego, gestionar las mejoras en el árbol de habilidades haciendo uso de los puntos de experiencia que vayamos ganando al jugar. También podremos acceder a un mapa donde se representa una pequeña ciudad y los lugares de interés donde tienen lugar las diferentes misiones.

Las mecánicas y su dificultad

Como decíamos, las mecánicas de Speaking Simulator son muy simples, así como las reglas que las rigen. Por un lado, deberemos controlar el grado de apertura de la mandíbula, por otro deberemos controlar el uso de la lengua para activar alguno de los interruptores que hallaremos dentro de la boca.

Adicionalmente, en paralelo, deberemos gestionar el contacto visual y algún indicador de expresividad dentro de unos parámetros de control. Por supuesto, el juego nos irá indicando en todo momento, mediante enunciados visuales, los movimientos que deberemos ir ejecutando en función de la situación y escena que estemos viviendo.

Cada vez que intentemos una misión, lo hagamos con éxito o no, recibiremos puntos de experiencia, que nos servirán para volver a la estación de mejoras, y usar los puntos para implementar nuevas capacidades que nos hagan más competentes en las diferentes situaciones: más control de los gestos y las expresiones, una lengua más rápida, etc. Al finalizar cada misión, el juego nos mostrará nuestro balance y si hemos logrado pasar desapercibidos o no.

El juego esta subtitulado al castellano, no obstante, el audio no ha sido doblado, por lo que las voces las encontraréis en inglés. Esto no supone un problema, ya que las mecánicas del juego no hacen uso de la pronunciación real.

Su dificultad es progresiva, aunque a pesar de su apariencia, no es un juego sencillo, nos harán falta unas cuantas horas para poder hacernos con las mecánicas y las exigencias del juego. Pese a su corta duración, puede suponer un reto de habilidad y coordinación.

El HUD del juego, muestra demasiada información en pantalla, y la configuración cromática es algo caótica. Esto hace que en muchas ocasiones, el jugador no sepa que información es más relevante que otra, a veces incluso llega a ser frustrante no poder leer la propia conversación al estar atento a decenas de indicaciones en pantalla.

Destacar sus animaciones, que quizás sean uno de los puntos más atractivos del juego. Y es que ver cortocircuitar a nuestro avatar, o como le salta un ojo, se le caen los dientes, o le sale humo por las orejas, puede resultar cómico y divertido.

Conclusión

En nuestra humilde y particular opinión, más allá de su originalidad y toques de humor, más bien poco que reseñar de este juego de Affable Games. Su rígida y limitada jugabilidad podría ser propia de un minijuego. Sin apenas variedad en sus modos de juego y unas mecánicas toscas que resultan en unas dinámicas poco profundas, podría llegar a tornarse repetitivo pese a su corta duración.

En definitiva, puede resultar una buena opción para jugadores en movilidad que deseen pasar ratos muertos o en tránsito entretenidos con un juego loco, cuyos toques de humor provocarán más de una sonrisa. Por ello, mejor en Switch que en PC.

Este juego ha sido analizado gracias a una clave de Steam proporcionada por Affable Games.

¡Nos leemos en El Torito Gamer!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: