> 100 horas Análisis Aya Kyogoku Katsuya Eguchi Nintendo PEGI 3 Simulador Social

[Análisis] Animal Crossing: New Leaf – Welcome Amiibo

¿Alguna vez habéis pensado en presentaros a la alcaldía municipal? ¿Os gustaría ocupar el despacho del ayuntamiento y definir el destino de vuestro pueblo? Pues no os preocupéis, por que en Animal Crossing: New Leaf, nuestra querida y conocida Canela, os dará la oportunidad que estabais esperando.

9
Jugabilidad 9.5
Diversión 9.0
Personajes 9.0
Música y Sonido 8.5
Estética y Visual 9.1

Pros

  • Su alto grado de personalización, tanto de personajes como del propio mundo.
  • Alto grado de interacción en un mundo vivo y cambiante.
  • Su sistema de juego en tiempo real y sus eventos lo hacen aún más interesante.
  • Mecánicas muy solidas que crean dinámicas muy divertidas y variadas.
  • El modo multijugador local y en internet enriquececen la faceta familiar y social del juego.

Cons

  • A veces el juego es demasiado opaco en sus dinámicas y reglas.
  • Se pierde mucho tiempo en tránsito, quizás los recorridos deberían optimizarse.
  • En el modo multijugador hay mucho margen de mejora.

Un mundo abierto, adorable, lleno de diversión y contenido

Animal Crossing: New Leaf fue presentado con un trailer en el E3 de 2011, donde se presentaron las nuevas características que el juego incorporaba a la franquicia. Una franquicia que desde que se estrenase con un exclusivo para Nintendo 64: «Dōbutsu no Mori «, no ha parado de crecer.

El primer juego de la saga que llego a occidente fue el remake de Dōbutsu no Mori+ para Nintendo GameCube, que en occidente recibió el nombre de «Animal Crossing Población: ¡En Aumento!» . La disruptiva y arriesgada fórmula de juego libre de Animal Crossing, había dejado de ser una apuesta experimental, para convertirse en uno de los juegos de éxito de la compañía nipona.

Animal Crossing: New Leaf fue publicado por Nintendo a finales de 2012, aunque no llegaría a Europa hasta mediados de 2013. Se trata de un juego exclusivo para Nintendo 3DS. Es la sexta entrega de la saga, y la cuarta que sale de Japón. Fue dirigido por Aya Kyogoku y Isao Moro, y producido por Katsuya Eguchi, actual director adjunto de la división de desarrollo de Nintendo.

Aya Kyogoku ha sido una mujer de éxito dentro de Nintendo, con una carrera meteórica. Comenzó en 2003, escribiendo guiones para The Legend of Zelda, para actualmente liderar su propio equipo de desarrollo dentro de Nintendo, el EDP (Nintendo‘s Entertainment Planning & Development) Nº 5 y a ser la actual responsable de dos de las sagas actuales de más éxito de Nintendo: Animal Crossing y Splatoon.

A su compañero, Isao Moro, no le fue tan bien, y a pesar de haber ocupado el cargo de director y Lead Designer de varios proyectos importantes dentro de Nintendo, dejó la compañía tras liderar el que fuera su último proyecto: el desarrollo de Animal Crossing: Home Designer. Actualmente es profesor de programación en una empresa privada.

En 2016 el juego saldría en su versión digital como parte del catálogo de la tienda online de Nintendo. Además recibiría importantes actualizaciones, lo suficientemente importantes como para dotar al título del sufijo: «Welcome Amiibo«. En esta actualización se introdujo la posibilidad de interactuar con amiibos, se extendió el juego con el campamento de caravanas, y se introdujo el sistema de objetivos y recompensas mediante la gestión de los cupones vecinales.

El juego

¿Alguna vez habéis pensado en presentaros a la alcaldía municipal? ¿Os gustaría ocupar el despacho del ayuntamiento y definir el destino de vuestro pueblo? Pues no os preocupéis, por que en Animal Crossing: New Leaf, nuestra querida y conocida Canela, os dará la oportunidad que estabais esperando. El viejo alcalde se ha jubilado, y la responsabilidad caerá inevitablemente sobre nuestros hombros.

Animal Crossing: New Leaf es un juego no argumental, del genero de los simuladores sociales o de vida en tercera persona. Esta ambientado en un pequeño pueblo costero, que sirve de mundo abierto, con una estética cartoon y un tono de despreocupado y de humor que se integra perfectamente con la estructura del juego.

Se trata de un juego muy dúctil y maleable, con un alto nivel de retronarrativa, por lo que a falta de objetivos principales e historia que guíe la experiencia jugable, será el propio jugador el que decidirá como quiere vivir e interactuar con el mundo propuesto. Todas las mecánicas están muy bien equilibradas, por lo que todas ellas resultan útiles y de interés para el jugador.

El juego transcurre en tiempo real, es decir, en nuestro pueblo siempre será el día y hora que sean en la realidad. Cada día será una nueva experiencia, en cada estación del año tendremos nuevos eventos propios de la estación, especies de animales y plantas propias del periodo estacional, la meteorología específica de esta parte del año y otros muchos detalles que harán que no queramos dejar pasar un solo día sin pasarnos por el ayuntamiento.

Muy pocos juegos logran fomentar la recurrencia del jugador de una manera tan natural. Y es que el «game loop» de animal crossing es tan rico en mecánicas, sistemas y contenido, que no nos importará volcar horas, y horas en trabajar nuestras tierras y aguas, mercadear, personalizar el mundo que nos rodea y ver como nuestro pueblo progresa cada día.

La estación de tren

El juego es para un jugador, aunque, gracias a la estación de tren de nuestro pueblo, una vez que tengamos todos los papeles en regla, podremos visitar otros pueblos, o recibir visitas de otros jugadores tanto en local (desde otra consola) y como desde internet. Para recibir visitas, deberemos abrir explícitamente las puertas de nuestro pueblo, por lo que los más reservados, podrán mantener a raya a las visitas inesperadas.

Además, durante el juego es posible que desbloqueemos otros modos de visualizar los pueblos de otros jugadores, pero no lo vamos a desvelar en este análisis.

Nadie se aburre en las tierras de Animal Crossing

Con sol, con lluvia, con nieve, es igual. Dar un paseo por Animal Crossing: New Leaf será siempre una experiencia amena y divertida. El mundo abierto que nos ofrece el juego no es muy extenso, y esto podría llegar a ser un problema si no fuera por su viveza y naturaleza cambiante. Y es que cada día nos encontraremos nuevas flores, arboles frutales rebosantes de frutas que recolectar, fósiles enterrados que coleccionar y decenas de novedades que harán que cada bucle del juego sea diferente y ameno.

Para que nuestro avatar comience a interactuar con el mundo, no necesitaremos ningún objeto, podremos hacerlo con nuestras propias manos. Por ejemplo, quitar los rastrojos para limpiar las tierras del pueblo, recolectar frutos de los árboles, interaccionar con otros habitantes del pueblo para acceder a chascarrillos o encargos, acceder y comprar en las tiendas, y otras acciones no nos requerirán de más herramientas que nuestra propia voluntad.

Sin embargo, para llevar a cabo actividades más específicas como: pescar, cazar insectos, cortar árboles o cavar, si que requeriremos de herramientas que iremos desbloqueando a través de las tiendas, o como recompensas o regalos de los propios habitantes y visitantes del pueblo. Durante el juego, encontraremos herramientas de diversas calidades y precios.

El capitalismo de Tom Nook

Animal Crossing: New Leaf no es ajeno al capitalismo y el consumismo. El juego nos presenta un sistema económico en el que la Baya será la principal moneda de cambio. Ganaremos bayas cuando vayamos a una suerte de bazar o centro de reciclaje, regentado por un amable personaje llamado «Paca». Allí podremos negociar con Paca, quien nos ofertará por los diferentes elementos que la ofrezcamos: animales, frutas, muebles, ropa y otros objetos que iremos obteniendo durante nuestras rutinas diarias por el pueblo.

Además, según vayamos cumpliendo los objetivos diarios que el juego nos va proponiendo, iremos obteniendo cupones vecinales, que o bien podremos canjear por unas 3.000 bayas, o también podremos usarlos para comprar y encargar objetos en el campamento «hippie» de las caravanas. Una especie de economía sumergida, lejos de las zarpas de Nook y su inmobiliaria.

La actividad agrícola es una buena inversión

Una forma de ganar una buena cantidad de bayas es mediante el trabajo agrícola. Podremos gestionar las tierras de nuestro pueblo, cavar y plantar todo tipo de frutas que vayamos adquiriendo.

Por cada fruta que plantemos, tendremos probabilidades razonables de obtener un nuevo árbol que a su vez nos de más frutos que poder comercializar. Cada fruta tendrá su valor en el mercado, por lo que será importante prestar atención a las transacciones con Paca e ir realizando las mejoras necesarias en nuestros campos de cultivo.

Coleccionismo de peces, especies marinas, insectos y moluscos

Además de poder venderlos para obtener unas cuentas bayas, dispondremos de un cuaderno o registro donde iremos coleccionando las fichas de todas los peces, insectos y especies marinas que adquiramos.

Para pescar los peces que habitan el mar y los ríos, como es lógico, deberemos hacernos con una caña de pescar. Sin embargo, para poder hacernos con algunas especies marinas que habitan en las aguas más profundas, necesitaremos un buen traje de buceo y darnos un buen chapuzón. La pesca acuática es muy satisfactoria y podemos hacernos con ejemplares de gran valor coleccionable y económico.

Para poder capturar insectos y otros seres vivos terrestres, necesitaremos una red para cazarlos. Esta herramienta también nos será de mucha utilidad cuando queramos defendernos de las abejas y avispas, ya que si agitamos un árbol y éste por azares del destino albergase una colmena… Será mejor sacar la red a tiempo, o estos bichos no tendrán miramiento con nosotros.

Más diversión en La Isla

Si el pueblo se os queda corto, o queréis sacaros unas bayas extra, siempre podremos desembolsar mil bayas y navegar en barca hasta la isla. Es buena idea visitar la isla de vez en cuando, ya que además de ofrecernos más frutas y especies, también alberga más minijuegos en forma de Tours, a los que podremos inscribirnos en el mismo muelle. Cada tour nos ofrece una misión a completar en un tiempo determinada, dependerá de nuestro desempeño el número de medallas que consigamos.

La isla cuenta con su propio sistema económico, que como ya os habréis imaginado se basa en las medallas. Con ellas podremos adquirir objetos a la venta en las tiendas del muelle. No hay moneda única en Animal Crossing: New Leaf.

Nos vamos de compras

Claro, ¿De que nos iban a servir las bayas si no pudiéramos ir de compras? Pues eso, cuando tengamos los bolsillos llenos de bayas, podremos ir de compras a la zona comercial. En ella podremos adquirir muebles, complementos de todo tipo, utensilios de jardinería, una central de correos para poder enviar y guardar la correspondencia, y otras tiendas que iremos desbloqueando durante la partida.

En general la experiencia en las tiendas es muy buena, ya que los productos que exponen van cambiando todos los días, lo que nos incita a visitarlas frecuentemente para ver las novedades y hacernos con alguna buena oportunidad. Con un poco de paciencia, iremos dando con aquellos objetos ideales para amueblar nuestra casa, personalizar a nuestro avatar o realizar las tareas rutinarias de cada día.

En la zona comercial también hallaremos un cajero, desde el cual gestionaremos todas las transacciones económicas, pudiendo ingresar y sacar bayas, saldar deudas y préstamos, y otras operaciones financieras, como canjear los cupones vecinales.

También podremos visitar el museo del pueblo, donde podremos ir donando todos los fósiles que vayamos desenterrando, así como las diferentes especies vivas que vayamos capturando. Todas las donaciones al museo serán desinteresadas y sin ánimo de lucro, ¡Por el bien de la ciencia!

De cháchara con nuestros vecinos

Un alcalde debe relacionarse bien con sus vecinos. Por ello, una de nuestras preocupaciones debería ser fortalecer la relación con todos nuestros vecinos, hablar con ellos y enterarnos de los «chismes» que se mueven por el pueblo. Además, muchos de ellos nos harán encargos y nos premiarán cuando les ayudemos con sus problemas y preocupaciones.

Hay una mecánica que me ha parecido la mar de divertida, y que me ha producido más de un risotada mientras jugaba. Y es que algunos personajes nos consultarán acerca de que muletillas o saludos deben usar. Os podéis imaginar, pero con un poco de imaginación, conversar con ellos puede llegar a resultar muy divertido. En poco tiempo, tanto el pueblo como sus habitantes reflejarán parte de la personalidad del jugador.

No faltarán las citas, las visitas a sus casas, celebraciones de sus cumpleaños y otros eventos a los que no deberemos faltar.

El Ayuntamiento y el duro trabajo de Alcalde

Cuando Canela nos líe para ser alcaldes del pueblo, que lo hará, deberemos acometer nuestras responsabilidades desde el despacho del ayuntamiento. Canela será nuestra asistente y se encargará de asesorarnos y gestionar cualquier trámite administrativo necesario para la ejecución de los proyectos vecinales y las ordenanzas que desarrollemos.

Los proyectos vecinales servirán para crear infraestructuras y otros proyectos que permitan mejorar la calidad de vida de los vecinos, enriquecer el pueblo y optimizar las comunicaciones. Mientras que mediante las ordenanzas, podremos adaptar el comportamiento del pueblo a nuestras necesidades y gustos. Por ejemplo, si somos de jugar después del trabajo, puede que nos resulte útil emitir una ordenanza para activar la vida nocturna y extender los horarios comerciales más allá de las ocho de la tarde.

Además, podremos solicitar informes a Canela, y de esta forma conocer más acerca de las inquietudes y opiniones de los vecinos, lo que nos permitirá conocer puntos de mejora que nos permitan ser mejores alcaldes y mejorar nuestra reputación y aceptación.

Música y Sonido

A cargo del maestro y mítico compositor de Nintendo: Kazumi Totaka, quien lleva a sus espaldas infinidad de trabajos para las grandes franquicias de la compañía: The Legend of Zelda, Yoshi, Mario Kart, Super Mario, Luigi’s Mansion, solo por citar algunas de ellas.

Este apartado esta a la altura del resto de aspecto técnicos del juego, favoreciendo la inmersión y con un tono armónico y relajante.

Dificultad al alcance de todos

La dificultad del Animal Crossing: New Leaf es lineal y constante. Siendo un juego presenta un sistema de control muy sencillo y simplificado. Unido a unas mecánicas simples y fáciles de entender, hacen que este juego sea accesible para cualquier persona con ganas de pasar un buen rato, cuidando de su pueblo y de sus vecinos.

Conclusión

En este análisis no hemos recogido todas y cada una de las mecánicas de Animal Crossing: New Leaf, de haberlo hecho habríamos acabado escribiendo un libro en lugar de un artículo. El juego es una obra maestra desde el punto de vista de su estructura, sistemas y mecánicas jugables.

Animal Crossing demuestra en cada una de sus entregas, que no es necesario establecer objetivos o una buena historia para ofrecer un juego extremadamente divertido y adictivo. Un juguete sin manual de instrucciones, con el que el jugador puede jugar con total libertad y a su libre albedrío.

Es muy destacable su apartado sistémico, donde los ciclos día y noche, metereológico, biológico y social, mantienen el mundo vivo y en constante cambio, dotando al juego de una rejugabilidad prácticamente ilimitada. Horas y horas de entretenimiento.

El juego se disfruta completamente de forma individual, sin embargo también es muy apropiado para jugar en familia o con amigos, bien compartiendo una misma consola (hasta cuatro jugadores) o compartiendo los pueblos mediante la conexión local si cada uno juega con su propia consola.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: