10 a 20 horas Análisis ARPG Dead Mage DESTACADO Indie Int. PEGI 12 Roguelike

[Análisis] Children of Morta

Ya sea por la estética, por la narrativa o por la jugabilidad, sabed que os vais a enganchar a Children of Morta. Quizá os quedéis más con un personaje que con otro, pero el sello de calidad está en cada uno de los miembros de la familia Bergson.

Children of Morta

8.5
Jugabilidad 8.0
Historia y Narrativa 9.0
Personajes 9.0
Música y Sonido 7.5
Estética y Visual 9.0

Pros

  • Una narrativa acogedora e interesante
  • Las mecánicas están muy bien púlidas, esto hace del juego algo ameno y fluido
  • El pixel art está muy por encima de la media.

Cons

  • Poca variedad de enemigos, lo cual lo hace muy repetitivo
  • No hay mucha rejugabilidad como otros roguelikes

El gran trabajo de Dead Mage  

Han pasado muchos años desde que Dead Mage, desarrolladora del título, mostrara por primera vez lo que sería Children of Morta. Finalmente, gracias al crowdfunding y el apoyo de la distribuidora 11 Bit Studios el proyecto vio la luz.

Resultado de imagen de children of morta

El 3 de septiembre de 2019 cumplió su objetivo y llegó al mercado con todo lo prometido. Y de hecho no tardaría en hacerse notar, pues el 15 de octubre del mismo año llegaría a consolas. Lo que vemos en este proyecto, de principio a fin, es un juego que fusiona las mecánicas propias de un Action-RPG y las de Roguelike, todo ello envuelto en una narrativa tan dramática como interesante. 

Lo más importante es la familia 

Toda nuestra aventura gira en torno a la familia Bergson, protectores del Monte Morta, y debido a una serie de sucesos deberán defenderlo de un mal llamado “La Corrupción”.

Esta familia está encabezada por el padre, John, el líder de la familia y diestro en el combate, y Mary, la matriarca. Mary se preocupa por todos los miembros y se encarga de grandes labores en la casa, aun estando embarazada. Estos personajes son importantes, pero pronto cobrarán protagonismo los hijos, estos son Mark y Linda, los hermanos mayores, junto a Kevin y Lucy, los pequeños de la familia. Y por si faltaba alguien más también nos encontraremos con la abuela Margaret y el tío Ben. Estos dos últimos serán de suma utilidad según avancemos en la historia, pues nos ayudarán a desarrollar y mejorar aún más las capacidades de toda la familia.    

Resultado de imagen de children of morta

Para descubrir que es lo que está pasando realmente, y encontrar respuestas a sus preguntas, la familia decide explorar las profundidades, es decir, las mazmorras que rodean Morta. Es aquí donde cobra realmente importancia cada uno de los miembros de la casa. Tendremos hasta tres zonas distintas que visitar, cada una dividida en varios niveles. Nuestro objetivo en estas mazmorras será acabar con el jefe final para poder avanzar a la siguiente zona. Pero claro está, hablamos de mazmorras generadas de forma procedural. Muchas veces no sabremos que hay al otro lado de una sala, y no estaremos seguros de si nos enfrentaremos a hordas de enemigos, puzzles o incluso a un evento secundario. 

Si algo falla aquí, es la excesiva repetición de enemigos en ciertas zonas, al igual que la poca variedad de los mismos. Pero hemos bajado a las profundidades a acabar con ellos no a criticarlos, así que nuestro primer paso será escoger un miembro de la familia para llevarlo durante todo el nivel. No todos los miembros son jugables inicialmente, pero más pronto que tarde los desbloquearemos a todos.

Resultado de imagen de children of morta

Jugando con cada miembro de la familia, hará que esta, en su totalidad, mejore de forma pasiva. Nos referimos a que cada personaje tiene un árbol de habilidades único, pero que a la vez comparte con toda la familia. Cada cierto nivel se desbloqueará una habilidad pasiva, que ira tanto para el personaje en cuestión como para todos sus parientes. Así que lo más rentable siempre será jugar un poco con cada uno, porque mejorando a uno, mejoras a todos a la vez.

Es una mecánica muy buena, que de verdad te hace pensar quien será más conveniente en cada momento, además con ello el juego gana un ritmo bastante rápido. Es por ello que hablamos de unas 15 horas de duración aproximadamente, quizás algo más si no somos muy versados en el género.  

Un sólido conjunto de mecánicas

El camino hasta el jefe final es largo y por las mazmorras encontraremos varias cosas que nos serán servirán para ser más fuertes en ese mismo nivel. Hablamos de «reliquias divinas» y «artefactos», que son objetos que nos concederán ciertas ventajas, tanto pasivas como activas, y que podremos llevar equipadas hasta que terminemos con el jefe, o hasta que muramos.

Y este es un concepto algo difuso, pues nunca moriremos, siempre seremos materializados de nuevo en la superficie. Y además con gran parte del oro conseguido, así que debilitarnos y perder el progreso en una zona no es para tanto. El juego llevará una curva de dificultad progresiva, e irá ascendiendo poco a poco, también en base avancemos en las mazmorras continuará la historia, de forma paralela.

Nuestro progreso en el juego conseguirá que descubramos aún más cosas, y no sólo en cuanto a la historia principal. Muchas veces encontraremos códices en algunas ruinas o diarios de aventureros que nos contarán su pasado, así como secretos y otros coleccionables más. Y llegado cierto punto el oro y las mejoras externas de los personajes se convertirán en algo más que prioritario.

Para avanzar no solo nos valdrá con las mejoras pasivas familiares, otras como las mejoras de daño, velocidad, defensa, crítico y un largo etcétera, están a cargo del tío Ben, y por cada mejora comprada aumentará el cargo de oro para la siguiente. Hasta aquí el juego ya nos ha mostrado casi todo su arsenal, y en cuanto a mecánicas no es lo más innovador, pero junto a su jugabilidad tan pulida y detallada hace de Children of Morta un juego disfrutable y ameno ante todo.

Pero aquí no termina todo porque la corrupción sigue avanzando, nosotros seguimos explorando para acabar con ella y siguen apareciendo cosas nuevas. Notaremos que la corrupción crecerá más en ciertas salas de las mazmorras, aparecerán comerciantes para ayudarnos y poco a poco nos damos cuenta de que la situación va a peor. La corrupción, nacida para acabar con todo aquello que toque hará que aparezcan aún más enemigos según pasemos de piso, y se aprovechará de los cádaveres que dejemos para reaparecer. Está corrupción sera el «villano» a combatir en todo momento, en forma de enemigos y jefes, será la parte más terrorífica del juego, y estará ahí para imponernos el miedo. Paralelamente, según va creciendo la familia, el ambiente empezará a ser más acogedor, pero también se tornará cruel en ciertos puntos, por ello vemos una historia muy dinámica que no parará de sorprendernos, y a su vez nos atrapará por el cariño de sus personajes.

Descubriremos también las runas, similares a los artefactos, nos proporcionan mejoras, pero esta vez a nuestras habilidades principales y a nuestros ataques básicos. Además se gastarán rápidamente, así que hay que saber usarlas en el mejor momento. De igual forma están los obeliscos, estructuras que al interactuar con ellas nos otorgarán ventajas concretas de velocidad, suerte, probabilidad de crítico o incluso curas.

El pixel art es la guinda del pastel

Children of Morta termina siendo un sinfín de mecánicas, poco innovadoras, pero perfectamente integradas para ofrecer unas dinámicas y jugabilidad que resultan más que satisfactorias . Igual que una receta con muchos ingredientes, y a la hora de cocinarlo te das cuenta de que no está mal.

Sin embargo, hay un ingrediente que le sienta muy bien y ese es el «pixel art». No hablamos del mejor juego en este arte, pero consigue recrear un mundo de fantasía oscura que notaremos en muchos escenarios. Y bien peca de repetir la decoración del entorno más de una vez, pero consigue resaltar siempre bien a los enemigos y sus ataques. Lo mismo con nuestros ataques o habilidades especiales, veremos aquí animaciones muy expresivas y llamativas.

Si lo juntamos con un más que decente apartado sonoro resulta de un juego la mar de peculiar. En la casa simpre tendremos esperándonos una melodía apacible y tranquila, muy en relación a lo que representa esa pequeña zona de descanso del juego. De manera totalmente contraria la música nos seguirá el ritmo en las mazmorras, aumentará su gravedad si nos encontramos en momentos de peligro o roderados por muchos enemigos. Y por si fuera poco los efectos de eco y vacío estarán a la orden del día en casi todos los pisos que vayamos explorando, lo que nos provocará un sentimiento muchas veces de soledad o desamparo. Una gran antítesis, pues siempre estará la familia con nosotros.

Vemos todo un mundo y unos personajes recreados con una estética visual tan buena y con tanto mimo que no hace falta mucho más para engancharnos y preguntarnos a nosotros mismos ¿A donde nos llevará la historia de esta familia?

Conclusión

Ya sea por la estética, por la narrativa o por la jugabilidad, sabed que os vais a enganchar a Children of Morta. Quizá os quedéis más con un personaje que con otro, pero el sello de calidad está en cada uno de los miembros de la familia Bergson.

Sin ninguna duda os sorprenderá, al igual que os puede llegar a parecer repetitivo una vez se pase el umbral de las 10 horas, pero para entonces, ya no nos quedará mucho y la historia se encargará de que no nos despeguemos de la pantalla para ver su resolución final. Si de verdad os gustan los «roguelikes» y queréis disfrutar de una historia buena pero no muy larga este es vuestro juego.

No os perdáis el «unboxing» de la «Signature Edition«.

¡Nos leemos en El Torito Gamer!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: