1 a 5 horas Adamgryu Análisis Aventura Indie Int. Walking Simulator

[Análisis] A Short Hike

El galardonado walking simulator, A Short Hike, nos enseña que es más impotante el viaje que el destino

A Short Hike

8.5
Jugabilidad 9.0
Historia y Narrativa 8.0
Personajes 9.5
Música y Sonido 8.0
Estética y Visual 8.0

Pros

  • Unos personajes y un mundo de lo más carismático
  • Controles muy sencillos
  • Una jugabilidad suave y fluida
  • Una estética visual simple y encantadora

Cons

  • Es un juego fácil, que no está hecho para la acción o los desafíos
  • Su limitada duración

Una corta excursión para pasar el rato

Hoy venimos a hablaros de A Short Hike, un juego desarrollado por Adamgryu que vio la luz el pasado abril de 2019. Entre la sección de indies de Steam y por lo más destacado de Itch.io surgió un juego de lo más curioso. Hay juegos independientes que les cuesta dar el paso, que se quedan sin financiación o por desgracia no llegan a tanto público. El caso de A Short Hike os sorprenderá, pues os adelantamos que hablamos de un juego muy corto, que no os restará mucho tiempo. Desde luego porque le ha costado hacerse un hueco. Pero sobre todo cabe recalcar que estamos ante un walking simulator, un género no muy tratado, y si lo conocemos, la mayoría será por obras como The Stanley Parable o What Remains of Edith Finch. 

Comienza nuestra excursión 

En esta pequeña aventura llevaremos a un pájaro, Claire, que al igual que su tía, han viajado a una isla para desconectar de la ciudad durante un tiempo. En la cabaña en la que empezamos nos damos cuenta de que no tenemos cobertura, así que el objetivo principal será subir al pico de la montaña para conseguir hacer una llamada. Y en esta corta excursión hasta conseguir llegar a lo más alto es donde se desenvuelve todo el juego

De forma natural, o incluso muy intuitiva, se nos irán mostrando todos los controles del juego. En pocos minutos estaremos ya acostumbrados al movimiento de nuestra protagonista, así como su interacción con el mundo. Esto es de agradecer, es un juego simple, que pocas veces nos supondrá un reto. Además, el juego nos permitirá jugar tanto con mando cómo con teclado, por lo que, de nuevo, no será difícil adaptarnos

Muchas veces tendremos que interactuar con el mundo, con objetos o con sus personajes. La mayoría de estos personajes siempre tendrá algo que contarnos, y con frecuencia nos encontraremos recados, que podemos ir completando a lo largo de la excursión. Otras veces simplemente nos darán información sobre la isla o la montaña que tenemos que escalar. Lo mejor de todo es que estos diálogos siempre serán de lo más cómicos y absurdos, lo cual tiñe el juego con un toque de humor que le sienta muy bien. Esto hará toda nuestra estancia en la isla algo muy ameno y sobre todo relajante. Sin embargo, aquí reside uno de los mayores problemas de A Short Hike y es que todo el juego, incluidos diálogos e interfaz, están en inglés. No requiere en absoluto un gran control del idioma, pero teniendo en cuenta la importancia de los diálogos, la experiencia se puede ver afectada

Nuestro tranquilo camino hasta el pico de la montaña 

Una de las cosas que más nos chocará al iniciar el juego es su estética visual. Gráficamente veréis que A Short Hike no es un juego con mucho presupuesto. Pero en este apartado consigue incluso destacar y ser algo entrañable. Y esto es porque sus creadores, con el motor Unity, han conseguido crear un entorno 2D, que realmente parece de tres dimensiones. Además, busca cierta semejanza con Animal Crossing, y no solo porque los integrantes de la isla sean como animales, también por el encanto y la familiaridad que transmite la experiencia de juego.  

A lo largo que avancemos en nuestro camino a la cima aprenderemos a desarrollar aún más nuestros movimientos. Nuestros principales movimientos (caminar, saltar y planear) irán evolucionando gracias a las plumas doradas. Estas plumas hacen las veces de poder volar y se convertirán en nuestro doble, triple o más saltos. Cuantas más tengamos más fluido será nuestro movimiento, y a más zonas podremos llegar. Esto a su vez nos desbloqueará nuevas rutas por las que ir y nuevos utensilios que podremos usar para hacernos la vida más fácil. Hablamos de la regadera, las deportivas o el pico.

El juego ya era rápido, pero con esto último la experiencia se vuelve aún más amena, el juego no quiere que te comas mucho la cabeza, simplemente que disfrutes del camino. Y esa es la moraleja, es más importante el viaje que la meta, pues aun habiendo llegado al pico de la montaña no terminamos ahí. Nuestra aventura terminará cuando nosotros queramos, iremos de vuelta a nuestra cabaña a ver el famoso “The End” cuando nos sintamos satisfechos de todo lo que hemos hecho. Muy probablemente tras hora y media o dos horas de juego, os recordamos que es un juego muy corto. 

Lo último que queda para complementar esta obra es la banda sonora. La música siempre irá al son del juego, y durante gran parte se mantendrá apacible y tranquila. Otras veces simplemente se cortará y nos dejará escuchar con más nitidez el ruido del viento y las hojas del campo. En este aspecto es sublime, es la guinda del pastel, lo que hace que el juego se torne aún más disfrutable y una vez más, relajante. 

Conclusión 

En conclusión, estamos ante un juego que siempre nos mantendrá en una atmósfera de lo más relajante, cuyo único objetivo será explorar y descubrir la isla. No hablamos de un juego con acción o frenetismo, no va dedicado a esos jugadores. Es un juego pausado, tranquilo, que viene a recordarnos que hay toda una vivencia más allá de otros géneros. Si lo que te gustan son las experiencias cortas pero gratificantes, donde importa más el viaje que el destino, estás ante tu mejor opción. En definitiva, hemos venido aquí a dar un paseo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: